Como decía antes, no me parece un logro demasiado interesante el hecho de ejecutar Windows en una Mac. Me suena más lógico para los maqueros el poder emular --con muchísima más velocidad ahora-- un entorno Windows dentro del Mac OS X, con programas como Virtual PC, aunque en mi caso específico yo no he tenido que usarlo en años.

Aún así, si ya eres poseedor de una iMac Intel, MacBook Pro o un Mac mini Intel, OnMac.net te da las instrucciones detalladas para lograr hacer funcionar Windows XP en tu nuevo equipo.