Leer para creer, Bernardo Bátiz el titular de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México aseguró que se emprenderán acciones para retirar del mercado el juego Ghost Recon: Advance War Fighter "porque genera una mala imagen en contra de la lucha contra el crimen". Este videojuego está ambientado en la Ciudad de México en el año 2013 en una supuesta reunión trilateral entre Estados Unidos, Canadá y México.

¿Alguien le puede explicar a este señor que los videojuegos son ficción? -- también dijo que se "investiga" cómo se distribuye, si a través de tiendas o piratería. Entonces la justicia dejará de ir en contra de los piratas, ahora se irán en contra de cualquiera que venda el juego en su tienda o en su manta, confiscarlo y así retirarlo del mercado. Pensé que en México se vivía en democracia y se permitía consumir, ver y comprar lo que uno quiere mientras esté permitido por la ley y hasta donde yo se, los videojuegos no son ilegales.

Nacionalismo a cualquier precio.