Científicos alemanes y japoneses se pusieron de acuerdo y lograron transmitir datos a 2.56 terabits por segundo en una distancia de 160 kilómetros, esto es equivalente a unos 60 DVDs por segundo.

Es difícil imaginar velocidades tan altas, para referencia, la conexión en internet más rápida disponible, 40 Gigabits por segundo es 50 veces más lenta y no quiero hacer el cálculo con la conexión de mi casa, que me entra una geek-depresión.

Para lograr el nuevo record los científicos en el Fraunhofer-Institut für Nachrichtentechnik lograron comprimir cuatro paquetes de datos en un sólo pulso de luz que viaja a través de fibra óptica. Esto no debería de sorprendernos demasiado pues en el mismo lugar (aunque en una división diferente, el Integrierte Schaltungen) donde inventaron el MP3.

(Vía Menéame)