Seguimos con las noticias bizarras, ahora resulta que un niño de doce años pegó un chicle en una conocida pintura abstracta llamada The Bay creada en 1963 por Helen Frankenthaler con un valor aproximado de 1.5 millones de dólares.

Al quitar el chicle, este dejó una pequeña mancha en la pintura. Los curadores del Instituto de las Artes de Detroit donde se exhibe la obra están estudiando la mejor manera de quitarla y lograr que no haya daños permanentes.

De acuerdo a BBC News el director de la escuela donde estudia el adolescente confirmó que ha sido suspendido por sus actos.