Esta es la foto de un cartel en la calle de la campaña política a la presidencia de México de Roberto Madrazo por parte del PRI (tomada por Jose Luís López):

Dice: "Cero secuestros. Roberto sí puede". Algunas otras dicen cosas como "No más mujeres maltratadas. Roberto sí puede" o "Seguro médico para todos. Roberto sí puede". A mi me parece muy bien que alguien se ponga objetivos tan altos, lo que yo me pregunto es cómo le hará Madrazo para que a partir del 1 de diciembre México pase de un promedio de 80 personas secuestradas mensualmente a 0, durante seis años.

¿Cómo, señor Madrazo?

Cuando digo que la campaña política de Roberto Madrazo no tiene pies ni cabeza no es gratis, es cierto, verídico, vergonzoso, penoso. Lo peor de todo es que la culpa a largo plazo la tienen los ciudadanos: el ejercicio democrático implica quejarse, reclamar, proponer, expresarse y basicamente no permitir que un tipo diga mentiras a todo color en pancartas de 3 x 2 metros.