Fernando Hernández Romero, director de la Amprofon, ha estado muy activo estos días, ha logrado convencer al IMPI (Instituto Mexicano de Propiedad Industrial) para firmar un convenio por medio del cual cobrarán hasta 10 mil salarios mínimos que equivalen a 400,000 pesos (40,000 dólares) a las personas que ellos consideren que están compartiendo música por medio de redes P2P.

El anuncio se hace en la página 5A del Diario Monitor de hoy. Ellos no tienen una versión en línea pero si ponen a disposición de todos un PDF. (Descargar copia local).

El artículo firmado por María Elena López Segura se titula: Multa a quien baje música de internet, con un subtítulo que explica que a partir del cuatro de abril comenzará la cacería de los melómanos piratas. ¿Cacería? Sí, cacería.

Lo repito para que quede claro: En la cabeza de Fernando Hernández Romero y unos cuantos más en la Amprofon, los mexicanos son material de caza, todos en su mira.

La semana pasada explicaba que se iniciaba la campaña de miedo contra el P2P, en el artículo de La Crónica se aseguraba que compartir música en internet "generaba más pérdidas que la piratería en las calles". El problema de el artículo en Diario Monitor es que se igualan las dos cosas, y se traduce la posibilidad que se tiene en México de compartir música por el derecho de copia privada como leyes no actualizadas.

Lo que se pretende hacer es que por medio del convenio la Amprofon puede multar a quien le de la gana usando al IMPI, la multa será hecha a los titulares del servicio telefónico y de internet, para tales efectos dicen tener un software que detecta quienes bajan qué, aseguran que esto no es una invasión a la privacidad y que la campaña "informativa" no es intimidatoria. Y yo preocupándome por la Somexfon...

¿Cómo evitar que estos indeseables sepan lo que haces con tu conexión de internet? PeerGuardian, funciona en Windows, Mac OS X y Linux.

La campaña de miedo al uso del P2P se extiende en otros medios, sólo hace falta buscar "Amprofon" en Google News.

Menea esta historia