Tanta soberbia acumulada no puede ser buena. Andrés Manuel López Obrador dice, de acuerdo a El Universal:

Cuando se tienen principios e ideales, cuando no lo mueve a uno la ambición, el poder o el dinero es uno políticamente invulnerable, no quiero decir indestructible porque si no empieza el cuestionamiento, pero también, por qué no, políticamente indestructible.

Qué fuerte. Todo esto viene a una especie de batalla política entre López Obrador aka el Peje y Salinas de Gortari aka el Cuco como a mi me gusta llamarlo, por eso de que se le culpa cualquier mal mexicano de los últimos diez años (no lo estoy defendiendo).

Todo empezó cuando Salinas dijo que la democracia en México peligra si gana López Obrador, pero... ¿por qué siguen haciéndole caso a este señor? me huele raro, raro, raro, porque el único beneficiado de todo esto no es Madrazo, es AMLO.

Actualización: Curioso, no soy el único que piensa esto.