Víctor Alba de la Vega:

El otro día leí que una recomendación básica para las personas que padecen de algún trastorno de ansiedad, es dejar de ver noticieros. Esto es en serio, digo, efectivamente lo leí, y en un boletín de noticias de salud, por cierto. Y supongo que tienen razón: tanto huracán, tanto atentado, tantas frases políticas grotescas, tanta desolación y miseria, ¿cómo no llegar a pensar que se acerca el fin del mundo? ¡O que los noticieros son cómplices de las farmacéuticas!

Entonces, uno ve noticias para enterarse de cómo está el mundo, pero lo único evidentísimo que se deduce de ellas es que el mundo siempre parece estar al borde de su destrucción. O bien, de que es un milagro que los seres humanos no nos hayamos ya matado del todo unos a otros.

Más en el blog de Beto.