Microsoft, Adobe, Autodesk y Symantec falsearon datos en México para lograr una acusación anti-piratería en contra de la empresa Consultores en Computación y Contabilidad (CCC) en 1997.

Con pruebas y declaraciones falsas en una denuncia interpuesta por Carlos Schmidt Ruiz del Moral (apoderado legal) un juez federal dio la orden de cateo a las oficinas de la empresa. Esta se llevó a cabo en agosto de 1998 por la PGR la cual hizo un operativo con bombo y platillo llamando a la prensa. Vaya sorpresa que se llevaron cuando no encontraron nada. A tal evento, las empresas pidieron 10 mil dólares o continuaban la acción penal. Después de esta y otras irregularidades la PGR determinó el no ejercicio de la acción penal y se exoneró a CCC dos años después [habiendo perdido todos sus clientes].

Víctor Armando Rendón Alatorre, dueño del negocio «familiar» puso una contrademanda en Estados Unidos; las cuatro empresas no aceptaron, pero en febrero de 2002, el juez Robert L. Hess, obligó a los demandados a que se comprometieran mediante un documento judicial a pagar las sentencias definitivas dictadas por los tribunales mexicanos, lo cual sí fue aceptado. El 12 de diciembre 2005 el juez Primero de lo Civil, Víctor Manuel Silveyra Gómez, sentenció a las empresas a pagar 90 millones de dólares a CCC. Entre otras cosas, Microsoft, Adobe, Autodesk y Symantec están obligadas a comprar espacio en Televisa y en Televisión Azteca para dar a conocer la sentencia; algo me dice que esos avisos aparecerán a las 3 de la mañana.

De acuerdo al reporte de Diario.com.mx al respecto, la multa no es hasta ahora conocida por los accionistas de Microsoft y de Symantec. Como empresas que cotizan en la Bolsa de Valores de New York, están obligadas a reportar a la Comisión de Valores (Securities Exchange Comission) contingencias legales como esta.

(¡Gracias Jose Luís!)