Llevo años diciendo que las PDAs van a morir uno de estos días pero nadie me cree. Ahora veo que las ventas de PDAs "tradicionales", es decir, sin contar los smartphones bajaron durante 2005:

Durante el año 2005 se vendieron en el mundo un total de 7,5 millones de ordenadores de mano, un 16,7% menos que en 2004. Y aunque las ventas aceleraron en el trimestre navideño, con 2,2 millones de unidades servidas, ese volumen fue un 18,2% inferior al registrado un año atrás en el mismo periodo. El mercado sigue desplazándose hacia los dispositivos que reúnen PDA y teléfono.