Como bien dice Manu en Gizmología, la SGAE de buenas a primeras decide que todos los que usamos un iPod somos ladrones, y hace una demanda a Apple para que pague un canon por cada reproductor digital que vende, en Informativos Telecinco (las negritas son mías):

Según ha confirmado la SGAE a informativostelecinco.com, la demanda fue presentada hace dos semanas. Tal y como interpreta esta entidad de gestión, Apple está obligada a pagar el canon de copia privada por cada reproductor MP3 iPod que vende. La SGAE no sólo pide que Apple pague el canon a partir de este momento sino también demanda los atrasos por las unidades vendidas con anterioridad.

Una gran, pero gran manera de dispararse en el pie™. Claro, los miedos a que la SGAE logre que se apruebe un canon para discos duros cada día suena menos lejano.