En California un individuo esta demandando a Apple por perdida auditiva debido al "diseño defectuoso" del iPod. El problema es que esta persona aún no ha sufrido ninguna perdida auditiva, sino que está demandando por la "posibilidad de daño que podría representar el iPod" supuestamente debido a que las advertencias en el empaque del reproductor de audio digital no son suficientes.