Se está escribiendo mucho acerca del artículo de Rebecca Buckman en el Wall Street Journal, antes de continuar me gustaría aclarar que:

El medio no hace al periodista. Que Rebecca trabaje en el WSJ no la hace una mejor periodista, tampoco hace que sus palabras sean correctas, los bloggers llevamos mucho tiempo diciendo esto (e intentando convencer al resto que un medio masivo tradicional no equivale a verdad absoluta) pero veo que lo tomamos en cuenta sólo cuando nos conviene.

Dicho esto, el artículo de Buckman no es acertado. No es que FON pague a los bloggers, se trata de que muchos de los que trabajamos en FON tenemos un blog, los cuales son nuestros y podemos hacer lo que nos da la gana con ellos. Dicen que escribir en un weblog es como conversar con los amigos en la mesa y resulta que a mi me gusta hablar acerca de mi trabajo.

Octavio Rojas ha sabido explicarlo muy bien:

Todos los blogueros con intereses en Fon han revelado desde el principio su relación con la empresa y eso no ha molestado a sus lectores. Al contrario. Eso ha reforzado su liderazgo y afianzado el concepto de la empresa como revolucionaria.

¿Entonces cuál es el problema?