El Boston Globe imprimió información de cobranza de 240,000 clientes, incluyendo numeros de tarjetas de credito y cuentas bancarias, en las envolturas de los paquetes de periódicos que fueron distribuidos durante el fin de semana.