El periódico británico The Guardian reporta que el gobierno mexicano aceptó recrear un rescate de un secuestro para beneficiar la audiencia de las dos televisoras más grandes del país, Televisa y TV Azteca.

El 9 de diciembre, 2005 agentes de la AFI (Agencia Federal de Investigación) entraron armados a una casa de campo para liberar a tres rehenes usando el evento como una "prueba pública" que se está luchando contra el secuestro cada día más común en el país. Durante la semana Rubén Aguilar, portavoz de presidencia admitió que la policía recreó la operación para que, de esta manera, camarógrafos de las televisoras pudieran grabar el evento.

La noticia más clara al respecto, ironicamente, la tiene El País de España, donde explican:

Las dos principales cadenas de televisión de México, Televisa y Televisión Azteca, se han avergonzado de lo sucedido. A parte de filmar el arresto en la casa de campo al sur de la ciudad de México, siguieron al equipo de policía y pusieron micrófonos en las caras de los detenidos y de las tres víctimas.

La revelación ha suscitado dudas sobre la autenticidad de otros eventos difundidos en directo en el pasado, incluyendo el rescate del manager del equipo de fútbol, Cruz Azul. Fuentes internas de Televisa, la cadena de televisión más importante del país, han dicho que se ha abierto una investigación interna para aclarar lo sucedido. Por otro lado Televisión Azteca solo cuenta que recibió un aviso de la policía y que mandó a un reportero al lugar de los hechos.