Mike Evangelist, ex-empleado de Apple cuenta por medio de un artículo en The Guardian todo lo que se requiere para que uno de los keynotes de Steve Jobs funcione a la perfección. Decenas de personas en diferentes areas, muchos ensayos «los dos últimos con la ropa que se usará el día de la presentación» además de lidiar con el malgenio intimidante de Jobs son elementos normales durante las preparaciones para el día cero, en que el CEO de Apple se para frente a un escenario como un dios ante miles de fanáticos que si notan un solo error pueden, literalmente, llevar a la quiebra a la compañía, la cual se apoya fuertemente sobre su base de usuarios fieles.

En la foto se puede apreciar a Steve Jobs con algunos miembros del staff durante un ensayo intentando mejorar la demostración de algunos productos que fueron lanzados en el Macword 2001. Esta y otras fotos aparecen en el blog de Mike Evangelist.