El hecho que un blog esté primero por ofrecer un theme para WordPress y que otro esté segundo por "tener suerte" en el posicionamiento de Google en los 100 de Atalaya sólo demuestra que el ranking de blogs por enlaces entrantes no sirve para un carajo. Es hora de dejar de mirar quien la tiene más larga y los que creen que se la midieron mal dejen de quejarse.