El concurso inició con un tipo llamado Colin diciéndole a su jefe que cambiará su IBM por una iMac si logra hacer funcionar Windows XP en esta, el ofreció $100 dólares a la primera persona que cumpla el reto y ofrezca un tutorial lo suficientemente sencillo como para que cualquier otro haga lo mismo. También dio la posibilidad que otros ofrezcan dinero para juntarlo y dárselo a quien gane el concurso.

Al momento de escribir este post, la recompensa está en $7,535 dólares.