Google lanzó esta semana un parche que arregla una vulnerabilidad recién descubierta en el Internet Explorer lo cual también ponía a usuarios del Google Desktop en riesgo aún cuando tuvieran instalado todas las actualizaciones del sistema operativo. Microsoft agradeció a Google por velar los intereses y la seguridad de sus clientes mutuos.

Esto es como si hace 3 años Apple hubiera arreglado un problema en Windows a Microsoft.