Hace unos días les contábamos que New Orleans sería una ciudad Wi-Fi instalada por el gobierno de la ciudad, lo cual ha molestado fuertemente a Bellsouth, razón por la cual decidieron retirar la oferta de donar sus edificios [dañados] a partir de los cuales se construiría la central de policía de la ciudad.

Nada es gratis en la vidad, hay que entender que cuando las empresas (especialmente las multinacionales) donan, no lo hacen de buenas gentes; siempre quieren algo a cambio.

(Vía Boing Boing)