Enrique Dans en Libertad Digital:

No hace mucho, un estudio de Ipsos-Reid realizado en Estados Unidos demostró dos cosas muy interesantes: una, que el porcentaje de norteamericanos que habían pagado por descargar música (12%) había prácticamente igualado por primera vez a los que utilizaban plataformas de intercambio de archivos entre iguales (13%). Dos, que entre las razones que los primeros afirmaban para descargar música de plataformas de pago se encontraba, en primer lugar, el deseo de obtener tan solo una canción de ese autor y, en segundo, la idea de la conveniencia, la facilidad, el “sólo a un clic de distancia”. Las razones legales, la preocupación por la legalidad del procedimiento o por la persecución de la industria únicamente aparecía en un 2% de los casos, prácticamente igual al error muestral del estudio.

Seguir leyendo...