ICAAN parece estar considerando un plan donde podrían subastar dominios de una sola letra, como a.com, potencialmente generando cientos de miles de dólares por cada dominio. Esto en respuesta a la presión de empresas interesadas en esos dominios.

En el 1993 Jon Postel, quien administraba la asignación de dominios en ese momento, reservo todos los dominios de una letra que pudo por si se necesitaran en un futuro. Algunos de estos dominios fueron comprados antes que se impusiera ese reglamento y permanecen en uso todavía.