El señor Federico Arreola dice en su infame spam dice:

Llame por favor, cuando usted quiera y pueda, al teléfono 01 900 849 26 56 (01 900 849 AMLO) y done 60 pesos por llamada a este precandidato que no tiene dinero y que no va a recurrir a las aportaciones ilegales de unos cuantos multimillonarios que cada seis años, apoyando a los candidatos del PRI y del PAN, compran para su uso privado un pedazo del país.

¿Es eso cierto, Andrés Manuel López Obrador no tiene dinero? La respuesta la tiene Ricardo Medina Macías, en su editorial de ayer en El Economista [vía]:

Durante 2005 el PRD habrá recibido del IFE como "financiamiento público" la cantidad de 355.5 millones de pesos. Durante 2006, por ser año de elecciones federales, recibirá aproximadamente el doble, más de 700 millones de pesos. Sin embargo, el mensaje spam que firmado por Federico Arreola fue enviado a miles de correos electrónicos -pidiendo donaciones de 60 pesos por llamada telefónica a la campaña de Andrés M. López- asegura, textual, que "este precandidato no tiene dinero".

En realidad se trata de un burdo engaño porque al bautizarlo como "precandidato" -a pesar de que es el único aspirante de ese partido a la Presidencia y de que ya ha empezado su campaña abierta aún antes de su registro formal- sugiere que no recibe ni un centavo del financiamiento público que -con nuestro dinero- le da el IFE al PRD. El spam firmado por Arreola ofende la inteligencia de sus obligados destinatarios.

También ofende la inteligencia que se diga en el mensaje que ese candidato único del PRD no gasta "grandes sumas de dinero" en propaganda en la televisión. No sólo hay constancia del gran despliegue propagandístico para promover a ese candidato cuando fue gobernante en capital, sino de las recientes y obsequiosas entrevistas al mismo personaje en programas informativos de la televisión comercial, que sólo pueden explicarse -para quien está medianamente informado- como inserciones pagadas.

Señor Arreola: no somos tontos.