Ayer recibí otro spam de Pablo Cerda [hemos hablado de el antes]. Me sorprende porque me llega a una dirección que nunca he puesto en un solo formulario, pero si lo he puesto un par de veces aquí y aparece en mi página personal, pero he tenido muchísimo cuidado de siempre ofuscarla, ya sea escribiendola así: eduardo [arroba] arcos.cc o por medio del email obfuscator.

Entonces, ¿Cómo consigue Pablo Cerda nuestros emails? lo hace de manera manual, no hay otra explicación. Si especulamos que este señor vendió bases de datos de correos electrónicos (a partir del hecho que el registro cuicali.com, de donde se originó el spam a favor de AMLO por parte de Federico Arreola) entonces podríamos esperar más spam de este tipo aún cuando no nos hayamos registrado en ningún servicio.

Por cierto, aunque no hay ley anti-spam en México ya estamos haciendo gestiones para proceder legalmente contra Pablo Cerda ya que nuestros servidores están en Estados Unidos.