Telecinco está emitiendo una serie de anuncios llamado "12 meses, 12 causas" de caracter social y para concientizar a los espectadores acerca de cosas como la donación de órganos, violencia en el hogar, libertad de expresión, la tolerancia, los derechos de los niños entre otros. En octubre el enfoque es hacia la piratería. De acuerdo al web de la campaña:

Telecinco aboga en el mes de octubre "Contra la piratería" para concienciar al espectador acerca de la importancia de no adquirir ni consumir copias de productos.

En España el 43% del software informático que se compra es ilegal y el 27% de las empresas españolas ven afectada su imagen y facturación a causa de la copia ilegal de sus productos.

El llamado "top manta" es una actividad ilegal que perjudica seriamente a los artistas por lo que es imprescindible una concienciación ciudadana para no atentar contra la propiedad intelectual.

Hasta ahora todo bien; todos tenemos derecho a estar en contra de prácticas que, de acuerdo a la mayoría de los países, es ilegal (las razones por las cuales se da la piratería son otras y corresponden a otro post). El problema surge cuando se intenta poner en el mismo grupo a la descarga de archivos en internet.

La piratería y la descarga de archivos (por ejemplo en redes P2P) no es lo mismo. Una vez más, creo que a muchos no les queda claro: La piratería y la descarga de archivos (por ejemplo en redes P2P) no es lo mismo. La satanización del intercambio de archivos en internet cada día es más fuerte y casi de forma subliminal se le está haciendo relación con un delito.

Hoy me bajé por medio de BitTorrent un par de discos con licencia Creative Commons. He bajado música, he usado una red P2P por medio de la cual otro usuario me compartió sus archivos. ¿Soy delincuente? no.