Cuando el director de un periódico se disculpa públicamente en su blog sabes que algo anda muy bien. ¿Qué mejor ejemplo de una empresa en contacto real y humano con sus clientes? -- Arsenio Escolar escribe hoy ¡Qué pena de portada!:

Ali tiene razón. Sólo puedo decir en mi descargo que la portada de la edición del lunes se deja medio hecha el viernes, y que ayer, pese a que yo estaba en la redacción, no reaccioné para cambiarla. (...) Pero eso no es excusa. En nuestra portada de hoy debieran haber ido más valorados el terremoto de Pakistán, los aludes de lodo en Guatemala y los subsaharianos llevados a la fuerza al sur de Marruecos.