Científicos lograron que un grupo de delfines en Epcot Center combinen ritmo y vocalización para producir una versión con tono muy agudo de la canción de Batman. Los resultados demuestran que no solo los humanos pueden reconocer rítmos, imitarlos y ser sensibles a ellos.

De acuerdo a Heidi Harley, siempre se ha creido que los ritmos están relacionados con las habilidades para procesar el lenguaje y la música; también creemos que estos son exclusivos a los humanos, lo cual evidentemente no es cierto. Harley fue la responsable de los estudios realizados a los delfines.

Varios ritmos eran tocados a diferentes velocidades y frecuencias para asegurarse que los delfines realmente los reconocían. Lo que nosotros los humanos todavía no entendemos es que todo esto es sólo un intento para darnos un mensaje.

(Vía Boing Boing)