Sony está promocionando un concurso enfocado a fotógrafos aficionados o amateurs. Hay buenos premios e incluye un viaje a los finalistas a Panamá para hacer recorridos fotográficos. Desgraciadamente Sony intenta aprovecharse. Entre las reglas:

Ceder a Sony Corporation todos los derechos (propiedad, uso y modificación) sobre las fotografías participantes inclusive las no premiadas. Sony podrá alterar, modificar o recortar las fotografías como lo considere conveniente. Todas las fotografías participantes en el VI Concurso Regional de Fotografía Digital pasarán a ser propiedad exclusiva de Sony Corporation.

¿Para Sony ser fotógrafo aficionado equivale a ser fotógrafo aprovechable? Penoso.