"So long, and thanks for all the fish" es lo que dijeron los delfines después de muchísimos años intentando comunicarse con la tercera especie más inteligente del planeta, es decir, los humanos; al menos eso sucede en un libro/película/programa de radio llamado Hitchhiker's Guide to the Galaxy; en un giro inesperado del destino en que la vida imita al arte un grupo de 36 delfines armados, muy inteligentes y peligrosos se escaparon hacia el golfo de México al romperse un dique de una base de la marina estadounidense por el huracán Katrina.

Ahora estos delfines entrenados para combate subacuático podrían confundir a surfistas por "gente mala" o atacar a una persona si lo consideran un enemigo. De hecho cargan consigo lanzadores de dardos químicos.

Se nota que los marinos gringos nunca vieron Deep Blue Sea (no los culpo, ¡es malísima!).