Maria Siemionow y su equipo de cirujanos plásticos obtuvo la aprobación para llevar a cabo el primer trasplante facial que se realiza en la vida real (Face/Off no cuenta), de acuerdo a la BBC.

Los cirujanos intentarán retirar toda la piel facial del cadáver donante, desde la línea del cuero cabelludo hasta la mandíbula y de oreja a oreja. Para llevar a cabo la operación de microcirugía, dicen, necesitarán salvar la nariz, boca, labios y párpados del donante para asegurar que lleva unidos los músculos, la capa de grasa y los nervios faciales.

Posteriormente "conectarán" al paciente ocho venas y arterias de la cara donada y suturarán unas 20 terminaciones nerviosas para tratar de restaurar la sensación y el movimiento.

Actualmente los cirujanos están haciendo entrevistas a posibles candidatos y siguen buscando personas con desfiguraciones graves por accidentes o defectos genéticos. Según explican este procedimiento evita que el paciente se someta a una serie múltiple de dolorosos procedimientos quirúrjicos.

(Vía Bujía Creativa)