¿Entonces crees que es fácil esto del blogging? no digo que sea complicado, pero probablemente es un poco más difícil de lo que crees. Walter Kirn un periodista que nunca había publicado en internet decide poner sus palabras en un weblog y después de la experiencia escribe al respecto y de paso deja algunos consejos para personas que intenten hacer lo mismo; nada mejor que hacerlo en un artículo de la revista TIME.

  1. No duermas: Kirn decidió publicar algo a las 4:00am aprovechando que parte de su potencial audiencia se estaba levantando a esa hora en otra parte del mundo. Cuando se levantó unas horas más tarde le entró el gusanito de escribir más y más y más y más y más... sin dormir.

  2. Manten posts cortos pero constantes: Mientras "las nuevas generaciones" de bloggers creen que un weblog se debe componer de historias largas y posts interminables, Walter Kirn entendió que en los medios electrónicos las cosas son diferentes: la gente quiere las cosas rápido y las quiere ya. Hay que mantener el ritmo con tus lectores, no hay que hacerles leer testamentos. ¿Que solo enlazas a otros sitios? claro, justamente así nacieron los blogs, enlazando. A Kirn le llegaron los trollers en menos de un día, quejándose de la ortografía, de la manera en que escribe/habla. También se dio cuenta que sus lectores saben más que el, cosa que muchos bloggers suelen pasar por alto.

  3. Mantente conectado: ...y mantente en una conversación constante con tus lectores. Kirn se la pasó el segundo día en eso además de acortar los posts y mejorarlos (una de las ventajas de un weblog es que siempre puedes mejorar --ese-- post).

  4. No pienses, solo escribe: Walter Kirn no comió ese segundo día y apenas se levantó de su asiento mientras escribía más y continuaba con el ejercicio de contestarle a sus lectores.

  5. Pelea si es necesario: Si un lector empieza a hacer acusaciones serias en tu contra probablemente es buena idea atacar de vuelta. [PD: a los trollers ignóralos por favor...me imagino que eso lo ira entendiendo Kirn a mediano plazo]

  6. Déjalo mientras puedas: Todo tiene un límite, Kirn se sintió sobrecogido con el ritmo de interacción que se puede dar en internet y a veces es demsiado fuerte y créanme, a veces es súper fuerte.

Yo he "sufrido" esto cada uno de los días que componen los 5 años y medio en que he escrito en un blog. Pero me encanta.