Días atrás les contábamos de la desagradable experiencia de Gustavo, blogger de La casa del 115 con la librería mexicana El Sótano, los cuales llegaron al post que escribió hace unos días y a partir de eso decidieron reconocer sus errores y responder de manera positiva, entregándole los libros lo antes posible, disculpándose vía telefónica, vía email y ofrecerle un bono de descuento de 50% en la compra que hizo (por lo cual Gustavo ahora tiene un crédito para comprar lo que quiera en la tienda).

La persona que se comunicó con el reconoció haber leido lo que escribió en su blog y por lo tanto enmendar el error. Es un buen paso hacia adelante para los prosumidores (bloggers o no) y para la librería que está pendiente de lo que se publica sobre ellos en internet. Tal vez ellos también se llevaron una sorpresa al darse cuenta que la gente que les compra no son tontos. Es de agradecerse que hayan reaccionado de la forma correcta.