Por medio de Mariano me encuentro con la noticia que Apple está peleando con las compañías disqueras para no subir el precio de las canciones en el iTunes Music Store. Cuando Steve Jobs negociaba probablemente proyectaba números de venta mucho más bajos de los que se dan hoy y ahora las disqueras quieren un pedazo más grande del pastel.

Estoy seguro que muchos grupos venden más en la tienda en línea de Apple que discos físicos en tiendas. Ese debería ser la pista más clara para Apple: creen su propia disquera; inicialmente casi todos los grupos independientes terminarán con ellos pero con un movimiento así no dudo que haya un número muy grande de bandas mainstream que hagan el switch. Los perjudicados serían las disqueras grandes, mientras una canción de un grupo de Universal o BMG valdrá, por ejemplo, 1.50 dólares, las canciones de grupos firmados en "Apple Records" costarán 0.79 centavos de dólar.

...y si fuera así, todos sabemos cual disquera venderá más ¿verdad?