D.C. Comics está persiguiendo a un vendedor de arte en Chelsea, Estados Unidos por medio de una carte de cese y desista en la cual demanda que deje de vender una serie de cuadros en acuarela de Mark Chamberlain conocidos como "gay Batman". D.C. Comics pretende que les den todos los cuadros no vendidos además de las facturas de los que fueron adquiridos.

Por otro lado, de acuerdo al post en Stay Free!, Artnet ha recibido cartas de cese y desista por hospedar imágenes de los cuadros. Una pena que la visión conservadora de un grupo de abogados tenga consecuencias en artistas que hacen trabajos alternativos y derivados a partir de íconos-pop sólo porque son [según ellos] políticamente incorrectos.

(Vía Boing Boing)