El huracán Katrina entró por el sur del golfo de México a Estados Unidos y se encuentra actualmente en New Orleans y miles de bloggers estadounidenses se lanzaron a escribir en sus weblogs acerca de lo que están viviendo y pasando, lo cual contrasta mucho cuando sucedió lo mismo en México en donde prácticamente nadie bloggueó sobre el Emily.