Un estudio a conductores australianos determinó que al hablar por medio de un teléfonos móvil mientras maneja aumenta la posibilidad de un accidente grave por cuatro, sin importar si usas o no el manos libres.

Este es el primer estudio que usa datos de accidentes reales comparados con registros de llamadas desde los teléfonos demostrando la relación entre lo uno y lo otro. También es el primero que demuestra fuera de un laboratorio que el manos libres no disminuye el riesgo de accidente.

Si esto es cierto, campañas muy activas para usar el manos libres mientras manejas como las que se muestran actualmente en la televisión y radio en México se convertirían en un fiasco.

(Vía Engadget)

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.