Suena como la victoria necesaria para la blogosfera mexicana y una manera contundente de "por fín aparecer en el mapa": un blogger consiguió una entrevista en exclusiva con el presidente de México, para su weblog. Así se está anunciando la entrevista a Vicente Fox hecha por Mario A. Campos Cortés. El primer blog "grande" en enlazarlo fue Weblogs sobre Weblogs de El Clarín y de ahí la noticia pasó a difundirse en otros blogs.

Es difícil de creer, pero al mismo tiempo emocionante pensar en algo como esto, pero cuando algo, por alguna razón, no "convence" es mejor investigarlo. El problema es que al hacerlo ya no quedó claro si se trata de una verdadera exclusiva o tan solo de un periodista colgándose del momentum de la palabra "weblog":

Dice en enteratehoy.blogspot.com:

En la primera entrevista concedida por un Mandatario a un blog, (www.enteratehoy.com.mx) y a 17 meses de entregar la banda presidencial, Vicente Fox expresa sus opiniones sobre diversos temas y actores

Pero al dirigirnos a enteratehoy.com.mx nos topamos con un sitio, como cualquier otro y no con un blog. De acuerdo con la sección "Qué es Entérate Hoy", [aquí una copia en PDF] estamos visitando una apuesta, un experimento, y un sueño, claros y loables esfuerzos de la persona responsable del sitio, Mario A. Campos Cortés, pero en ningúna parte se describe como un weblog, y tampoco es que funcione o se vea como tal.

El hecho es que la entrevista a Vicente Fox fue hecha para EnterateHoy.com.mx, la cual está debídamente elaborada (con fotos y separada por páginas) en éste artículo. Entre las secciones de este sitio, hay una llamada "El blog de EntérateHoy" que es un enlace que te lleva a enteratehoy.blogspot.com y donde hay una transcripción del artículo.

¿Dónde está la exclusiva bloguera?

Algunos tendrán que disculpar mi escepticismo pero en este punto a mi me queda claro que Mario A. Campos Cortés acarrea varios de los defectos del periodismo tradicional: crear buzz o hype, hacer refrito de noticias y publicarlas [exáctamente igual] en más de un medio para intentar darle más relevancia, y por último la nueva técnica viciada del periodismo tradicional: "hey, tenemos que subirnos al 'carro' de los blogs"; porque de exclusiva bloguera nada, nada, nada.