Un cliente desesperado por probar el Beta de Windows Vista envió dos libras de chocolate a un coordinador de pruebas en Microsoft y obtuvo su invitación.