Cuatro países que encarcelan periodistas: Irán, Cuba, Siria y Estados Unidos, frase de un lector del New York Times que resume perféctamente lo que está sucediendo en Estados Unidos donde Judith Miller es condenada a prisión por no revelar sus fuentes. Este es un precedente peligroso para el periodismo en general, sobre todo en tiempos que tenemos más cerca que nunca las herramientas nos permiten hacer ejericios periodísticos y la posibilidad de que las personas informen a personas por medio de internet.

Reporteros sin Fronteras en un comunicado nos recuerda que Estados Unidos no está respetando el artículo 8 de la declaración de principios sobre la libertad de expresión que indica que "todo periodista tiene derecho a la no divulgación de sus fuentes informativas", y no podemos esperar que empiecen a cumplirlo en un futuro cercano.