Siempre he querido tener algun cartel para mi espacio de trabajo en casa que tenga un estilo retro y minimal, creo que lo he encontrado. Las carteles impresos son de Scott Hansen, y muchos de sus diseños simplemente me han dejado con un buen sabor de boca y con la disposición comprar alguno de ellos. El que ven a la derecha es uno de mis preferidos.

El precio por cada cartel es de $14.99 dólares más gastos de envío, incluso los puedes comprar en paquetes. Solo me falta investigar que tan buena es la calidad del papel, despues les cuento, creo que voy a ordenar uno.

(Vía Cool Hunting).