Parece ser que Alfa Romeo no entiende el internet, no se dan cuenta que los usuarios que entran a los foros de su sitio no son los consumidores de antes, esos que veían publicidad tipo "el mejor carro del mundo" y se la creían. En internet los consumidores buscan toda la información disponible y si algo huele mal no solo investigan al respecto sino que lo publican.

Como Alfa Romeo no entendió el internet ahora Fernando, uno de sus clientes que casualmente tiene un blog está escribiendo sobre la pésima experiencia que ha recibido de la marca, de su sitio web, de los foros de discusión y de los administradores de este que borran sistemáticamente cualquier post que ellos escriban intentando recibir ayuda sobre un problema en el carro que parece ser de diseño (y no de uso).

Los directivos de Alfa Romeo parece que no saben que es el internet y el problema con este tipo de personas es que intentan controlarlo. Cada vez que me topo con empresarios así o en una situación de esta, inmediatamente hago referencia al World of Ends de Doc Searls y David Weinberger:

Las tres virtudes de internet:

  1. Nadie es el dueño
  2. Todos pueden usarlo
  3. Todos pueden mejorarlo

La gente de Alfa Romeo cree tener el control sobre internet, que puede manipularlo y manejarlo a su manera, básicamente cree que pueden ser los dueños del medio, eso nunca sucederá, por lo mismo Fernando sólo necesitó hacer una búsqueda en Google y encontrar un foro alterno llamado Alfistas, donde hay total libertad de temas.