Ericsson presentó una radio base para ser instalada en aviones y de esa forma permitir a los pasajeros hablar por sus teléfonos móviles sin interferir con los dispositivos electrónicos y de navegación de la aeronave. El costo de cada una de estas bases es de 130,000 dólares.

Desgraciadamente eso hará el costo de las llamadas poco accesible y las aerolíneas pensarán en esto como una mala inversión y seguiremos sin poder usar el teléfono cuando lo necesitemos, lo cual para algunos es bueno (evitas tener que escuchar conversaciones incómodas del resto y menos ruido innecesario).

(Vía mobile überbin)