La corte suprema estadounidense ha determinado de forma unánime que los desarrolladores del programa Grokster violan la ley federal de copyright en el momento que ofrecen a los usuarios los medios para compartir música y películas por medio del internet.

Lo cual significa en muy pocas palabras que ahora la RIAA y la MPAA pueden perseguir a cualquier individuo o compañía que desarrolle programas P2P; es triste y ridículo, es como aceptar que el culpable de un asesinato no es el que lo cometió sino el que fabricó el martillo que se uso como arma.

La siguiente víctima es obvia: BitTorrent y Bram Cohen su desarrollador. Una pena y un día triste para el libre intercambio de contenidos en la red. Estaremos cubriendo cualquier novedad al respecto.

Actualización (12:51): La noticia en la blogosfera se hace presente:

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.