La ICANN decidió aprobar los dominios .xxx para ser usados específicamente por sitios pornográficos, se espera que si este tipo de sitios adoptan el dominio sería mucho más sencillo filtrar el contenido a los niños ya que solo habría que bloquear la extensión .xxx la cual se planea vender a unos $60 dólares anuales, un precio alto considerando que un .com se vende a menos de $10.

La empresa que venderá este tipo de dominios inicialmente será ICM Registry Inc. Ya podemos empezar agregando *.xxx a nuestros filtros de spam.