Sony asegura que ha desarrollado un método de aprendizaje para los Aibo por medio del cual el robot sentiría curiosidad. Esto se logra por medio de un "sistema de curiosidad adaptable" o en otras palabras un metacerebro que les permite "darse cuenta"de su propio sistema de aprendizaje y así enseñarse a si mismos nuevas funciones las cuales no fueron programados originalmente.

Lo fantástico de este nuevo sistema es que los robots de cierta manera sienten aburrimiento lo cual los impulsa a aprender nuevas tareas y funciones las cuales no estaban programadas originalmente; las pruebas se hicieron cientos de veces en una docena de estos robots, el resultado siempre fue el mismo. ¿Llegará esta "característica" a los Aibos en venta para nosotros los mortales?

(Vía Engadget)

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.