Para los que creen que los viniles, maravillas analógicas de la música suenan mucho mejor que los frios y calculadores CDs o reproductores digitales de música está el Tocadiscos ELP Laser que "toca" los discos por medio de una aguja laser parecido a la manera en que se leen los discos compactos pero sin perder ese no-se-qué que ofrecen los discos de vinil.

Con este aparato nos olvidamos de problemas como que la aguja ya no sirve, que raya el disco o con el paso del tiempo lo daña. Tiene un control remoto y sólo cuesta $19,000 dólares.

Vía Xataka.