El pentágono le concedió un contrato de $7.5 millones de dólares a la compañia Raytheon para desarrollar un vehículo con un arma que emite energía a multitudes la cual se llama "Active Denial Technology" y ataca las defensas naturales del cuerpo que inducen al dolor. El transmisor produce energía a frecuencias de 95Ghz que por medio de una antena se puede dirigir a un sujeto. Este empieza a sentir un calor interno que aumenta y en segundos se vuelve totalmente intolerable en unos pocos segundos.

Aún cuando el dolor sea intenso este rayo de energía no produce ningún daño corporal. Increible pero cierto. Algunos presidentes emocionados por la idea probablemente serían Bush y Chavez.

(Vía Boing Boing)