Este post también podría llamarse "Por qué no volveré a comprar una Palm". Siendo usuario de una PDA desde 1997 he visto (y comprado) nuevos modelos a medida que están disponibles y poco a poco ofreciéndome menos prestaciones, menos servicios y un sistema operativo que lleva años estancado.

Con el LifeDrive las cosas parecían cambiar, pero me equivocaba. Algunas razones por las cuales Palm se disparó en el pie con la nueva PDA que cuesta 500 dólares:

  • Sistema operativo monontarea: mi teléfono móvil es multitarea, pero una Palm no. ¿Necesito decir más?
  • El LifeDrive usa un disco (microdrive) de 4GB, que sirve como memoria de almacenamiento pero también como memoria de trabajo, imaginen que en su computadora no haya memoria RAM, todo funcionara desde el disco duro, sería sumamente lento, exactamente lo mismo pasa con el LifeDrive en donde las aplicaciones tardan hasta 2 segundos en arrancar lo cual no pasaba con ninguna otra Palm.
  • No tiene pantalla VGA, cosa que todas las PDA con Windows Mobile de la misma generación y precio hacen. La resolución es de 320x480; arcaico.
  • No tiene puerto USB.

Las Palm como tal están muertas hasta el día en que decidan realmente ofrecer ventajas, servicios y usos que vayan más alla de un address book, memos, tareas y calendario. Crear y editar documentos de Word o Excel a esas resoluciones resulta sumamente incómodo y 500 dólares se vuelve demasiado caro.