El informante que le dio datos secretos a Bob Woodward y Carl Bernstein sobre la participación de el ex-presidente de Estados Unidos Richard Nixon en el escándalo de Watergate fue conocido, durante muchísimo tiempo símplemente como "deep throat" o "garganta profunda" a falta de un nombre, ya que Woodward prometió no revelarlo hasta que el informante muera.

Hoy Vanity Fair publicó un artículo donde se revela que W. Mark Felt de 91 años y ex-director adjunto del FBI en los años del escándalo definitivamente es "deep throat". La identidad del informante fue uno de los misterios que rodeó durante 30 años al fiasco que obligó a Nixon renunciar y que levantó toda clase de teorías y sospechas.