Recuerdo que hace un tiempo en un debate sobre piratería en Televisión Española un miembro de alguna banda de rock española se quejaba que parte del problema de iniciar una distribución vía internet por su cuenta es la falta de recursos técnicos (ancho de banda, espacio, etc) para poder hacerle llegar su música a sus fans.

En ese momento me di cuenta de lo útil que puede ser el servicio de Prodigem, al cual tu le mandas tus obras originales, ellos las transforman en torrents y cobran lo que tu les digas y ellos te pasan las ganancias menos el 10% de comisión. Esta compañía no usa ningún tipo de DRM. Los músicos, creadores de videos y otros no se tienen que preocupar por el costo de hosting o ancho de banda, y más importante: no necesitan tener conocimientos técnicos para armar un torrent, y así se enfocan más en lo que saben hacer.

(Vía Boing Boing)